viernes, 29 de julio de 2016

EL SWING DE UNA NOCHE DE VERANO

El londinense Ray Gelato ofreció un concierto divertido y ameno, a orillas del Mar Menor en el Puerto “Tomás Maestre” de La Manga.

El cantante y saxofonista Ray Gelato al comienzo de su concierto en La Manga.
En anteriores crónicas del XIX Jazz San Javier, les he recordado que para esta edición el festival rescató la programación paralela de conciertos fuera de la sede habitual del Parque Almansa. Hace seis años que esta programación paralela tuvo que ser interrumpida, debido a los recortes presupuestarios que sufrieron las administraciones públicas. Hasta aquel momento y en sus dos años anteriores, la experiencia había sido positiva y fue muy triste el tener que suspenderla. Pero el director del festival, Alberto Nieto, siempre mantuvo que en el momento que se pudiera rescatar se haría, como así ha sido en la presente edición. Pues bien, todo ello para indicarles que el cuarto y último concierto de esta programación nos llevaría hasta el Puerto Deportivo “Tomás Maestre”, en La Manga del Mar Menor. Un marco singular para ofrecer conciertos de jazz, que resultó gratamente acogido en su momento por una explanada repleta de público. Y así ha continuado tras su reanudación, el pasado domingo 24 de Julio, con la actuación del saxofonista londinense Ray Gelato y sus Enforcers, que se mostraron dispuestos a divertir a todas aquellas personas que acudieran a esta cita.

Además de estas realidades, también hay que añadir otra como la que hicimos algunas personas de la organización, fotógrafos, periodistas y aficionados: Cruzar el Mar Menor en barco desde La Ribera hasta ese puerto deportivo. Al llegar, cada cual escogió su ubicación entre las sillas dispuestas al efecto. Otros, como los que habitualmente hacemos estas crónicas, elegimos una mesa en el restaurante El Pulpito (pegado a la explanada) para dar cuenta de sus exquisitas viandas y bebidas mientras asistíamos al concierto.

El contrabajista afincado en Barcelona Iván Kovacevic.
Ray Gelato es un músico que desde muy niño tuvo la oportunidad de escuchar los viejos discos que su padre, un soldado norteamericano destinado en el Reino Unido, poseía de cantantes como Frank Sinatra, Louis Jordan, Bill Haley, Louis Prima o las estrellas del rock’n’roll de los años 50 del pasado siglo XX. Y aquellas músicas influenciaron a Gelato que fue haciéndolas suyas, mientras estudiaba saxofón y hacía sus pinitos cantando aquellas canciones con mucho swing. 

El pianista Richart Busiakiewicz en pleno concierto.
Y así comenzó su desfile musical, en una preciosa noche marina que se adornó con esta música que no te deja quieto ni un momento. Ray Gelato y sus Enforcers, conformados por el bajista Ivan Kovacevic, el batería Martí Elías y el pianista Richart Busiakiewicz (que sustituía a Gunther Kurmayr por fallecimiento de su madre) iniciaron el concierto con mucho ritmo a través de “Nosey Joe”, para continuar con una primera tanda integrada por piezas como “Jack You’re Dead”, en la que alternaba el canto con el toque de saxo, “My Last Meatball”, “Smooth Sailin’”, ésta un poco más tranquila de ritmo, “Should I Stay Or Should I Go”, o el inmortal “C’est Si Bon” que intercaló para sosegar un poquito el caluroso frenesí que la música y temperatura ambiente nos “azotaba” a todos los presentes.

Martí Elías es el baterista de Ray Gelato.
Luego llegó “I’ve Found A New Baby” que continuaría relajando un poco el ambiente para que, tal vez, a algunos pudiéramos terminar de cenar con cierta tranquilidad, pero fue poco el sosiego porque de inmediato Ray Gelato y sus chicos preguntaron si nos gustaba el blues y, claro, ya está liada otra vez. “Lonesome Road”, para continuar con “Barnyard Boogie”, de Louis Jordan, de regreso al blues con “Birth Of The Blues” que llevó al éxito, entre otros, Frank Sinatra (¿recuerdan que lo escuchaba de pequeño?) o “Puttin’ On The Ritz”, otro clásico del “show business” norteamericano.

Desde luego, si queremos pasar una velada excelente de swing y hacerlo con alguien que sea un excelente intérprete como cantante y músico uno de ellos es Ray Gelato. Para este músico nacido en Londres, esta música no tiene secretos y domina un amplísimo repertorio que caló en él desde muy niño. Es un estilo que se mueve entre el jazz, el rock’n’roll y el blues y que Gelato domina a la perfección. 

Vean cómo se encontraba de público la explanada del puerto.
En la recta final, Ray Gelato y sus Enforcers nos regalaron un viejo éxito de Jackie Wilson titulado “Doggin’ Around” para, a renglón seguido, continuar con “Tu vou fa’ l’americano”, el éxito mundial de Renato Carosone, para finalizar el concierto con el clásico de Louis Prima “Just A Gigolo/Ain’t Got Nobody”, que terminó levantando al personal de sus sillas, aplaudiendo sin cesar y agradeciendo el que Ray Gelato y sus Enforcers les regalaran un concierto tan alegre y divertido. Obviamente pidieron un poco más y Gelato interpretó “Five Guys Named Moe”, que terminó por dejar al público plenamente satisfecho y con una moral por las nubes.

El cuarteto de Ray Gelato en pleno concierto ofrecido en el Puerto Deportivo "Tomás Maestre", de La Manga del Mar Menor.
En suma, una noche preciosa a orillas del Mar Menor con el Mediterráneo a nuestras espaldas, en la que un cantante, músico y showman londinense, Ray Gelato y sus chicos de Enforcers, nos dieron el swing de una noche de verano. La próxima cita encara la recta final de esta XIX edición de Jazz San Javier, con la jornadas que se celebrarán el viernes 29 y el sábado 30 de Julio. El viernes nos llegará Sarah McKenzie, compositora y cantante australiana, que ha surgido con cierta fuerza de entre las nuevas generaciones del género. Y en la segunda parte góspel con The London Community Gospel Choir. Una jornada que promete emociones y sensaciones de primer orden. Ya les contaré.  

Las fotografías son obra de Goio Villanueva

Gelato es, además de cantante, un excelente saxofonista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada